sábado, 6 de julio de 2013

MI CASO

He creado este blog ya que llevo padeciendo fascitis plantar desde hace 5 años y a día de hoy todavía no he conseguido recuperarme. Esta dolencia es poco conocida, sin embargo, puede a llegar a ser muy molesta impidiendo el desarrollo de una vida normal como es mi caso. A veces llega a desesperar al que la padece. En los últimos años han surgido nuevos tratamientos y técnicas para tratarla pero se puede decir que no hay ninguna definitiva, yo por desgracia las conozco todas y a pesar de eso no estoy curado.

Muchos médicos ni siquiera están actualizados en este tema y van dando palos de ciego con el paciente sin solucionarle en muchos casos el problema. En la seguridad social española no tienen muchos conocimientos ni recursos para tratar la fascitis plantar por lo que nos obliga prácticamente a recurrir a lo privado desembolsando una buena suma de dinero si nuestra dolencia se complica.

La intención con este blog es explicar todos los tratamientos que yo he recibido, cuales han sido efectivos y cuales no, y a que médicos, fisioterapeutas y podólogos he ido, información que será de gran ayuda para todos los que la padecéis y que en algún momento podéis encontraros perdidos y sin saber que hacer ni adonde acudir, como a mi me ha sucedido muchas veces durante estos 5 años que llevo padeciéndola.

Como ya es mucha la información y experiencias relativas a la fascitis plantar que poseo me gustaría poder compartirla para ayudar a otras personas que la padezcan.


3 comentarios:

Laura Muñoz dijo...

Hola!!!
A mí me apareció el dolor en marzo del año pasado por lo que llevo aproximadamente 17 meses y aunque el dolor ha disminuido, sobretodo por la mañana, no se ha ido del todo.
Mi peregrinaje ha sido este: trauma, RX, diagnóstico fascitis con espolón en ambos pies aunque sólo me duele el derecho. Me receta Celebrex que no me hace nada. Lo dejo. Hago ejercicios, hielo y plantillas de silicona. Nada de mejoría. Pasan aproximadamente 4 meses y mirando en internet conozco la técnica de los ganchos (ahora no recuerdo su nombre) con la que mejoraron a Gasol. Vuelvo al trauma y me dice que la fisio no me hará nada. 15 sesiones más tarde y con magneto, ejercicios, estiramientos, hielo...empiezo a notar mejoría. En esto ya han pasado unos 6-7 meses. Me decido a ir a la podóloga aunque era reticente porque sabía que si o si iba a encolomarme plantillas. Empecé en enero de este año a usarlas y a no evitar el calzado plano. Noté mejoría al mes y medio de llevarlas y hasta ahora. Este verano apenas las he podido usar por el tipo de zapato que usamos pero la verdad es que no hay comparación con el dolor que sufrí el verano pasado. Eso sí estoy deseando que llegué el invierno para calzarmelas de nuevo. No sé si algún día se me irá el dolor, quizás se me despierte el izquierdo (cruzaré los dedos) pero bueno pienso que esto no me va a detener. Mi madre también lo padeció durante un año y medio o dos años, luego desapareció.
Te mando muchos ánimos ya que sé por lo que estarás pasando. Me ha gustado mucho leer tu magnífica entrada. (Por cierto soy mujer y tengo 42 años, estoy en peso correcto, nunca hice ejercicio intenso y uso buen calzado, yo creo que en mi caso es la mecánica del pie lo que me lo originó)

aj dijo...

Hola Laura, me alegro que estés mejor de tu dolor, yo también tuve una racha en la que apenas me acordaba del dolor, fue cuando empece a usar las plantillas cuando ya llevaba 3 años con la fascitis y estuve durante un año bastante bien, volví a ir a hacer deporte e ir al gimnasio y solo me dolía cuando estaba muchas horas de pie. El problema fue que las plantillas me las fueron modificando cada cierto tiempo para ajustarlas a mi nueva forma de pisar, y justo tras una de las modificaciones me empezaron a ir mal y otra vez volvieron los dolores fuertes e incluso me provocaron una contractura muy dolorosa en la espalda alta que a día de hoy la sigo padeciendo y ningún fisioterapeuta ha podido quitarmela. Por eso ten cuidado si empiezas a sentir dolor en otras zonas al usar las plantillas.

Durante este verano he pasado dias muy malos con el dolor y alguna que otra crisis de ansiedad que sufro en silencio. Con lo que me gusta viajar, salir e ir a la playa etc. este verano no he salido prácticamente de mi casa, llevo sin ver a mis amigos meses y solo he pisado la playa un día. Ha sido sin duda el peor y más sedentario verano de mi vida.

La verdad no tengo motivación por nada, día tras día me despierto y solo tengo dolor hasta que me acuesto y vuelta a empezar al día siguiente. A parte del dolor en el pie, como ya he comentado tengo una contractura en la parte alta de la espalda, zona escapular, en el lado izquierdo, el del mismo pie que me duele y que parece ser una consecuencia de llevar 5 años pisando mal y del uso de plantillas, este dolor llega a veces incluso a ser más molesto que el del pie, ya he visitado a 4 fisioterapeutas distintos y a un osteopata y no han sabido quitarme ese dolor.

En cuanto al pie, ayer visité a un traumatólogo muy famoso especializado en pie y catedrático de la universidad. Me ha comentado que puede que tenga un nervio atrapado en el pie y de ahí venga el dolor. Tengo que hacerme varias pruebas y volver a su consulta, aun así ha sido bastante sincero, me ha dicho que es muy raro esta dolencia en alguien de mi edad y con mi estado físico, la única causa es el hecho de que tengo pies cavos, y que lo único que me queda es probar la cirugía pero que no da garantía de que sea solución a este problema.

Aunque se me abre esta nueva oportunidad de solucionar mi problema a la vez estoy negativo y triste porque ya han sido muchas las ilusiones y las falsas esperanzas que he tenido con cada nuevo tratamiento en estos 5 años, por eso pienso que me puede volver a pasar esto con la cirugía, con la diferencia de que una vez la pruebe, si no soluciona mi dolor, no me queda más remedio que vivir el resto de mi vida con este problema, y no sé si estoy dispuesto a ello.

Parece mentira como una cosa tan simple y que empieza como un simple y leve dolor en la planta del pie te puede complicar la vida y cambiártela tanto hasta el punto en que yo me encuentro. Si pienso en mi vida hace 5 años, yo era un chaval joven de 22 años, universitario, alegre, emprendedor, un poco obsesionado con el deporte y la dieta saludable, con salir y viajar y estar con los amigos, con ganas de hacer cosas en la vida, ahora sin embargo no tengo ganas de hacer nada, solo salgo de mi casa cuando no tengo más remedio, no hago deporte porque no puedo, he descuidado mi alimentación y mi aspecto y no quiero pensar en mi futuro.

Seguiré escribiendo en el blog con las novedades, la semana que viene me hago una electromiografía y también voy al médico que me lleva el tema de las plantillas para revisarlas. Saludos

Epicteto dijo...

Acabo de descubrir tu blog por casualidad y me lo hoy a leer del tirón, me acabas de programar la tarde. Te invito a leer el mío, quizás te interese. Un saludo