domingo, 20 de septiembre de 2015

EL NOMBRE CORRECTO NO ES FASCITIS NI FASCIOSIS

Con esta entrada quiero aclarar el tema de la denomicación de fascitis a cualquier dolor en el talón que suele usarse mal y que en la mayoría de los casos no se corresponde con la realidad. 

¿Realmente qué es la fascitis?

Toda enfernedad que acabe en el sujifo -itis hace referencia a un proceso inflamatorio, por ejemplo, una otitis es una inflamación en el oído, una conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva del ojo, una artritis es una inflamación de una articulación, una tendinitis es una inflamación de un tendón, etc. por tanto, una fascitis es una inflamación de una fascia (cualquier fascia del cuerpo, no solo la del pie). Una fascitis plantar es una inflamación de la fascia que recubre la planta del pie. Aprovecho para aclarar que una fascia es un tejido de gran resistencia que recubre a los músculos, este tejido tiene características parecidas a los tendones y los músculos, está a medio camino entre los dos.

El grosor normal de la fascia plantar está entre 3 y 5 milímetros, cuando el grosor supera esa cifra se dice que tenemos una fascitis plantar. No voy a entrar en las causas de esta inflamación porque eso ya lo hecho en otras ocasiones.

Cuando la inflamación de la fascia se mantiene durante más de 3 semanas el tejido va cambiando su composición y la inflamación va transformándose en una degeneración, esto conlleva que el tejido pierda vascularización, flexibilidad y se haga más "inerte". A partir de este momento la inflamación va desapareciendo y por tanto no tendría sentido que siguiéramos llamándolo fascitis, lo correcto sería llamarlo fasciosis, en este caso el sufijo -osis hace referencia a un proceso crónico o no inflamatorio, así una nefrosis es una enfermedad crónica renal que empieza con una nefritis, una artrosis es un dolor crónico articular que comienza con una artritis, una tendinosis es un dolor de tendón crónico que comienza con una tendinitis, y una fasciosis es una degeneración de la fascia que comienza con una fascitis. 

Hay un periodo de tiempo en el que la fascitis y la fasciosis están presentes y la vez y conviven juntas, esto ocurriría entre el primer mes de la aparición de la inflamación y el primer o segundo año, por lo que en esos momentos tendríamos una fascitis y también una fasciosis.

Al cabo de los daños es frecuente que desaparezca totalmente la inflamación y solo exista una degeneración del tejido, en ese caso solo tendríamos fasciosis, el dolor seguiría presente por supuesto.

¿Si no tengo inflamación por qué me duele?

Hay muchos casos de personas que son sometidas a un sinfín de pruebas de diagnóstico: radiografías, ecografías, gammagrafías, resonancias, etc. y no aparece nada raro ni la fascia está inflamada, sin embargo, a la persona le duele el pie a horrores. Esto ocurre por dos motivos:

- Porque la inflamación ya ha desaparecido y ha dejado paso a la degeneración, la degeneración no se puede detectar con ninguna prueba de diagnóstico, únicamente se vería si nos abrieran la planta del pie en dos mitades y se viera directamente la fascia, obviamente esto no es factible. En este caso no sería correcto llamarlo fascitis aunque los médicos lo suelen hacer, bien por desconocimiento o bien por comodidad.

- Porque no hay ni inflamación ni degeneración en la fascia simplemente hay tensión acumulada que se traduce en dolor. Hay dolores de talón que simplemente se producen por la tensión que se va acumulando en la fascia plantar debido a una mala pisada y al colapso repetido del arco plantar. Piensa por ejemplo que alguien viene y te aprieta con su dedo en tu brazo y mantiene esa presión durante un tiempo, probablemente te dolerá y cuanto más tiempo te mantenga la presión más te va a dolores, sin embargo, a pesar del dolor si te hicieran una radiogafía, ecografía, resonancia, etc. no aparecería nada raro ni habría inflamación o degeneración. Por esto mismo hay muchas personas que a pesar de tener un dolor terrible en el pie no se les encuentra nada haciéndoles pruebas. En este caso no sería correcto llamarlo fascitis ni fasciosis, es simplmente un dolor de pie provocado por tensiones acumuladas como consecuencia de mala pisada y colapso del arco plantar. Muchos médicos por comodidad o desconocmiento lo siguen llamando fascitis pero tiene que quedar claro que no lo es.

Espero que haya quedado claro.

Si quieres recibir automáticamente en tu correo todas las publicaciones que haga en el blog sin necesidad de que tengas que estar atento al mismo no olvides introducir tu dirección en el margen derecho de esta entrada.





8 comentarios:

Laura dijo...

Hola :)

Cuanto tiempo! Yo llevo dos años con fascitis plantar (tengo 26 años). He estado notando que los picos de dolor (durante los cuales tengo que estar varios días descansando totalmente el pie) coinciden con una sobrecarga de los gemelos (si me toco la parte interior me duelen mucho). ¿Puede ser que se deba a una sobrecarga gemelar?

He ido a varios fisioterapeutas y rehabilitadores y nadie busca la causa, todos tratan la fascia plantar sin tener en cuenta el resto.

¿La reeducación postural te está funcionando? Me quedé intrigada con el tema :)

Muchas gracias por todos tus consejos.

Un saludo y a seguir!!

vercetty47 dijo...

La sobrecarga de gemelos o acortamiento de la cadena muscular posterior es uno de los factores que predisponen a padecer dolor en el talón, pero es simplemente un eslabón más de la cadena de circunstancias que causan el dolor. Concretamente la sobrecarga de gemelos está ligada a la falta de dorsiflexión en el tobillo lo que como ya publiqué en otra entrada acaba causando colapso del arco plantar.

Habría que descargar esos gemelos por supuesto, pero también actuar en otras zonas, estirando toda la cadena posterior desde el lumbar con los estiramientos adecuados, mejorar la dorsiflexión, equilibrar la cadera que posiblemente la tengas en anteversión, alargar el psoas, mejorar la movilidad de la cadera, fortalecer glúteo y transverso del abdomen, etc.

Un factor que predispone a que el gemelo se acorte es el uso de calzado con el talón elevado, no hablo solo de tacones sino de cualquier zapato o zapatilla deportiva donde el talón se encuentre ligeramente elevado con respecto al antepie, lo ideal es usar calzado donde toda la planta se encuentre a la misma altura.

La correción de todos estos desequilibrios es la única manera de que tanto la fascitis como cualquier otro dolor crónico del aparato locomotor se cure, como ya he podido comprobar personalmente.
Un saludo

Anónimo dijo...

Hola también llevo 2 años coba la fascitis , también he buscado muchas alternativa, primero fue frío y calor combinado con tense, después ondas de choque, y termine con el plasma rico en plaquetas, aun no veo mucha mejoría , ya que siempre tengo actividad física , que me recomienda actualmente mi grosor del pie es de 3.9 mm en mi pie izquierdo en el cual tengo el dolor y el derecho 1.9 mm, gracias y saludos

Anónimo dijo...

Mi correo es arqghinis@hotmail.com gracias de nuevo

Anónimo dijo...

He llegado a tu blog. Llevo mi primera crisis, tengo 42 años y no soy deportista. Me dio no entiendo como. Van 15 dias y he pasado de la rabia a la resignación. Mi caso se me hace duro, tengo hernias cervicales y lumbares así que si creo en el TODO. Te leo atentamente y lo que más temo es que me de en el otro pie y que nunca más pueda ponerme mis bellos zapatos de tacón :(
Desde Perú, N.

Laura dijo...

Muchas muchas gracias por tu respuesta. De verdad que estoy desesperada con el tema y quiero acudir a un buen profesional que pueda ayudarme.

¿Sabes algún sitio en Barcelona? ¿Me puedes decir cuál era tu clínica para perdir referencias allí?

Cada día estoy igual :( No sé qué hacer y tu testimonio realmente me da muchas esperanzas. Tengo 26 años y ya no sé qué es caminar sin dolor.

Gracias por todo.

Unknown dijo...

Hola quería saber si esta catalogada como enfermedad laboral? Ya que soy vendedor y estoy entre 8 y 10 ha parado , caminando muy poco . saludos .

vercetty47 dijo...

Depende del criterio médico. Hay precedentes de adaptación del puesto de trabajo, incapacidad temporal e incluso incapacidad permanente por fascitis plantar. No obstante, le recomiendo que lea las últimas entradas del blog y que no se rinda ya que existe la cura de la fascitis plantar mediante el reaprendizaje de los patrones motores y la reeducación postural. Desde luego en la medicina tradicional no va a ser posible encontrar la cura.

Un saludo