domingo, 1 de diciembre de 2013

PLANTILLAS, ¿UN REMEDIO EFECTIVO O UN NEGOCIO?



Realmente las plantillas son la solución para muchos casos de fascitis plantar y para otras muchas lesiones (de rodilla, periostitis, de espalda, incluso de cuello y dolores de cabeza), no olvidemos que los pies son la base donde se sustenta todo el cuerpo, y un mal apoyo puede provocar descompensaciones-sobreesfuerzos de algunos tendones y músculos.



Por este motivo las plantillas solucionan muchos problemas y mejoran muchos otros aunque no los terminan de curar. Si se tiene una fascitis plantar u otra dolencia persistente y sabemos que tenemos un mal apoyo de los pies (pies muy cavos, pies planos, dedos en garra o martillo, exceso de pronación o supinación, dismetria en los miembros inferiores), mi consejo como usuario de plantillas desde hace años es que os hagáis unas buenas plantillas.



El propósito de las plantillas es básicamente redistribuir la carga del peso del cuerpo y del impacto por toda la superficie del pie y por las zonas que deber soportarla, si por ejemplo tenemos pies cavos (con mucho arco) tendremos mucha presión en las zonas del talón y el antepie, y el objetivo de nuestras plantillas sería quitar presión de esas zonas y distribuirla por el resto del pie a base de añadir material debajo del arco o jugando con la inclinación del pie. Si por el contrario tenemos pie plano, el objetivo de la plantilla será quitar presión del arco y la zona media. Así como numerosas anomalías en la pisada, cada una tiene sus trucos para corregirla y ya no hablemos si tenemos anomalías combinadas como suele ser común.



El problema es que no es fácil encontrar un especialista que sepa hacer unas buenas plantillas, y no me refiero en cuanto a materiales ya que eso es lo de menos, pues hoy en día cualquier persona tiene acceso a láminas de carbono, eva, foam de distintas densidades, y otros materiales que pueden parecer de la NASA. No es dejéis impresionar por esto ni por aparatos de medición de la pisada muy sofisticados como alfombras de presión, cámaras que graban la marcha, etc.

Lo fundamental para hacer unas buenas plantillas que nos sirvan no es esto si no los conocimientos de biomecánica que tenga el especialista sumado a la experiencia y a las ganas. En pocos años se ha puesto en auge el tema de las plantillas, en cualquier tienducha de deportes o cualquier podólogo que acaba de terminar la diplomatura en 3 años y el padre le ha montado la clínica ya dicen ser especialistas en análisis de la pisada y estudio biomecánico. Precisamente tenemos que desconfiar de toda persona que realice plantillas ya que menos del 20% saben realmente lo que están haciendo.

Para mí hay varias signos que deben hacernos desconfiar del especialista si vamos a que nos analicen la pisada y a hacernos unas plantillas. En primer lugar debemos de desconfiar si llegamos a la consulta y ni siquiera nos hacen desnudarnos para vernos las descompensaciones del cuerpo ENTERO, posibles desviaciones de columnas, dismetrías en los hombros, caderas, piernas, etc. Esto debe ser un análisis exhaustivo y minucioso del supuesto especialista. En segundo lugar debería tumbarnos en una camilla para comprobar la movilidad de cadera, rodilla y tobillos. Después de esto debería analizar nuestra pisada de manera ESTÁTICA Y DINÁMICA en marcha andando y corriendo tanto en una cinta mecánica como en el suelo (en muchas clínicas nos analizan en la cinta pero no en el suelo y la manera de correr-andar no es la misma en ambos sitios), observándonos como andamos desde todos los ángulos, grabándonos con cámaras a ras de suelo para después analizar el momento del contacto con el suelo a cámara lenta. Y ya por último analizar las presiones de las pisadas con una alfombra o banco de presiones que traducen a la pantalla del ordenador las zonas del pie en las que aplicamos más presión y cargamos más peso.

 






Como podréis imaginaos el éxito de las plantillas no depende de la maquinaria, ya que ésta lo único que hace es proporcionar datos al especialista, datos que tendrá que interpretar a la hora de fabricar las plantillas. Así que el éxito depende de su interpretación y esto solo se consigue con años de práctica y años de formación en biomecánica (ningún podólogo, fisio o traumatólogo sale correctamente formado de la universidad en este campo, todo depende de su formación postuniversitaria). Otra variable que depende de su decisión es saber elegir que combinación de materiales es la recomendada para nuestro caso y para nuestra actividad física, deberá tener en cuenta si somos personas de a pie, corredores, jugadores de padel, fútbol, etc. y los materiales serán distintos para un caso u otro.

Y aquí no acaba la fabricación de unas plantillas, después viene la fase de pruebas. Si vais a un especialista que omite esta fase y en cuanto coge vuestro dinero no quiere saber nada de vosotros directamente desconfiad de él, os recomiendo que antes de haceros las plantillas preguntéis si os hará una fase de pruebas y seguimiento sin coste alguno. En esta fase el especialista debe volver a comprobar nuestra pisada en ESTÁTICO Y EN DINÁMICO en el banco de marcha y andando-corriendo por el suelo con distintos modelos de calzado que tengamos, también debe repetirnos el test de presiones con las plantillas y con y sin calzado. Debemos usar las plantillas durante algunos dias de adaptación, digamos 15-20 días, y pasado ese tiempo volver a la consulta para comentar las sensaciones y analizar nuevamente la pisada.



Queda algún que otro fabricante de plantillas que usa moldes de escayola de nuestros pies para comprobar la pisada, a pesar de no ser muy sofisticado me parece un método correcto siempre y cuando se combine y compruebe con otros. Lo que si os digo es que quedan algunas ortopedias y podólogos que nos hacen las plantillas tomando como medidas única y exclusivamente nuestra pisada en un trozo de gomaespuma, por favor no vayáis a estos sitios porque es una pérdida de dinero, lo digo por experiencia porque mis primeras plantillas fueron realizadas así, allá por el 2008 en mis inicios de la lesión. Por supuesto tenéis que huir también de las plantillas prefabricadas que se compran en la farmacia o tienda de deportes, distinto es el caso de unas taloneras de gel o plantillas de gel neutras que si pueden ser un alivio en un momento determinado si nuestra lesión es leve.


El tema de las plantillas es un negocio hoy en día, suelen costar entre 100 y hasta 350€, las de 100€ os digo ya que no creo que sirvan para nada. Por menos de 200-250€ nadie nos va a hacer unas plantillas en condiciones, ya que la experiencia y el buen hacer hay que pagarlos, y no abundan los buenos especialistas en este campo precisamente. 

Es muy difícil que acertemos con las plantillas a la primera y mucho menos sin hacerle ninguna modificación, por eso mismo mi recomendación es que vayáis a alguien con el que sepáis que vais a acertar 100% seguro, más vale pagar caro una vez que pagar barato varias veces. Preguntad si siguen todos los pasos que os he dicho en la fabricación.

Por desgracia no os puedo recomendar a ningún especialista bueno ya que de los 4 pares de plantillas que tengo ninguno me ha terminado de ir bien, si que os puedo decir que hay varios de los que he leído buenas opiniones en internet, que son el podólogo deportivo Ángel de la Rubia en Madrid, Clínica Basas en Salamanca y otro podólogo de Barcelona que no recuerdo el nombre.





VIDEO DE LA ELABORACIÓN Y MEDICIÓN PARA PLANTILLAS





Os dejo un artículo muy bueno sobre LA BIOMECÁNICA DEL PIE Y EL CALZADO DEPORTIVO               http://www.felipeisidro.com/articles/biomecanica_pie.htm

3 comentarios:

Epicteto dijo...

Muy acertado tu análisis de lo que debe ser una buena exploración podológica le será muy útil a la gente que lea este post. Y es cierto, hay mucho intrusismo y golfo el mundo de las plantillas.

Lorena dijo...

Pues mira a ver que sensacion tengo yo... tengo el pie muy concavo, me sube el dolor a la espalda(aparte de mi ligera escoliosis).
Pues he ido ya a dos ortopedias, la primera me tuvo que devolver el dinero porque me dolia la plantilla derecha como si pisase una piedra.
Acabo de volver de la segunda ortopedia que me ha hecho una pisada en una especie de tinta con un folio, y ya esta.
Que pena no haber vuelto a la que fui hace unos años, ahi al menos me hicieron pasar por una cinta y nunca me dolieron los pies. Veremos a ver como van estas, pero me temo que como las otras, duras como piedras

vercetty47 dijo...

Yo me olvidaría de las ortopedias e iría a profesionales especializados en biomecánica y en plantillas, en las ortopedias en la mayoría de los casos te atiende un técnico que no tiene ni mucho menos la formación necesaria.

El mundo de la biomecánica es muy complejo y ni siquiera un médico sin formación específica debe hacer plantillas, cualquier cambio por mínimo que sea en la pisada puede provocar descompensaciones y dolores.

También te digo que las plantillas requieren un periodo de adaptación, de unas 3 semanas, y no se puede empezar el primer día y ponértelas las 24 horas, hay que ir poco a poco, el primer día usándolas 1 o 2 horas y subiendo gradualmente el tiempo de uso. Los corredores tampoco pueden empezar a usar las plantillas directamente desde el principio.

Yo sin duda elegiría ir a alguien especializado o alguna de las clínicas franquicia que han salido en los últimos años como podoactiva o ergodinámica, quieras o no, son profesionales formados, con maquinaria muy moderna y que se pasan todo el día haciendo plantillas.