domingo, 24 de agosto de 2014

EL CASO DE RUBÉN


Ayer recibí un mail de un lector del blog contándome su historia con la fascitis y pidiéndome que la publicara, se trata de Rubén madrileño de 38 años que lleva ya más de 3 años de sufrimiento con este tema y excorredor habitual.

 Lo que me llama la atención de su caso es que desde el primer momento que empezó con el dolor acudió rápidamente al médico y dejó de ir a correr, algo muy positivo por su parte puesto que es frecuente que cuando nos aparece algún dolor no le echamos cuenta y pensamos que se va a ir solo e incluso seguimos con nuestra actividad física normal, no obstante, a pesar de estas precauciones su fascitis se ha cronificado como la de cualquier otro y en su caso se repiten los mismos patrones de siempre para un fascítico: vueltas y vueltas de médico en médico, fisios, podólogos, tanto en sanidad pública como privada, sin obtener ninguna solución ni explicación coherente de que es lo que está pasando, masajes, plantillas, ondas de choque... en fin lo de siempre y mucho dolor tanto en el plano físico como en psicológico puesto que nos impide llevar una vida normal.

Parece ser que en breve le van a operar haciéndole una fasciotomía gemelar o alargamiento de gemelo en la sanidad pública, técnica novedosa que expliqué en la anterior entrada que publiqué el 31 de julio, me parece muy curioso y positivo que le hayan ofrecido la posibilidad de operarse mediante esta técnica en la sanidad pública madrileña, a mí en la sanidad pública andaluza solo me ofrecieron la posibilidad de hacerme una fasciotomía plantar MIS.

 Le deseamos toda la suerte del mundo a Rubén y seguro que todo sale bien y puede volver a hacer todas esas cosas que le gustan y pasear con su pequeño. Esperamos ansiosos que nos cuentes con pelos y señales como ha ido todo.

Podéis hacerle las preguntas y los comentarios que consideréis oportunos en esta entrada ya que va a estar pendiente de leerla, tanto por aquí en el blog como en el foro. Os dejo su testimonio:



Mi “odisea” con la Fascitis Plantar

Todo empezó un día de Abril de 2011, yo tenía con 38 años, salí a correr una media hora, que es lo que siempre corría, y volví con un fuerte dolor en la planta del pie derecho. La semana siguiente fui al médico de la Seguridad Social, y tal y como me esperaba me dio cita para el traumatólogo dos meses después.

Bueno pues el traumatólogo de la seguridad social se limitó a hacerme una resonancia, la cual confirmo que efectivamente tenía fascitis, y a hacerme las recomendaciones estándar, es decir, me dijo que tenía que hacerme unas plantillas y recomendó los típicos ejercicios con pelota de tenis y estiramientos. Pues eso fue lo que hice, hacerme unas plantillas, estirar y rodar con la pelota de tenis, pero en ningún caso tuvieron el efecto deseado, por lo que volví de nuevo al traumatólogo, en esta ocasión me tocó uno distinto, lo hice a posta puesto que pensaba que el primero no era buen profesional ya que no había acertado con ninguna de las recomendaciones que me dio y la fascitis había ido a peor.

En septiembre de 2011, esta nueva traumatóloga de la seguridad social me dijo que debía seguir con los ejercicios y estiramientos y además me dio unas sesiones de fisioterapia en la misma seguridad social, en las cuales me dieron ondas, y hacía estiramientos de fascia, pero la verdad me sirvió de poco.
A principios de 2012, sería febrero o marzo, decidí ir a la sociedad de mi seguro médico privado, con la esperanza de que los medios allí serían mejores, nada más lejos de la realidad…bueno pues fui al traumatólogo, quién me envió al centro de rehabilitación, donde estuve durante dos meses dándome sesiones de ondas de choque y masajes, los masajes eran muy dolorosos sobre la propia fascia, y duraban unos 10 minutos. Quizás noté algo de mejoría al principio pero creo que fue algo más psicológico que cualquier otra cosa. A todo esto debo decir que llevaba sin correr ya casi un año y empecé a ir a la piscina y hacer bici de vez en cuando, pero con la bici también me dolía.

Otra vez volví al traumatólogo del seguro privado a decirle que los dos meses de fisioterapia no me habían servido de mucho, decidimos entonces que me infiltraría, me hizo 3 infiltraciones, cada 15 días una, creo que era cortisona. El efecto de la primera me duró unos 3 o 4 días, y las otras dos, solo dos días, es decir me olvidé de la fascitis durante dos días, después de esos dos días, en cuanto echaba a andar unos metros, volvían a doler de nuevo.

Desistí pues, de volver a este traumatólogo pues me decía que no me aseguraba nada si me operaba, que era muy complicado, y que debía buscar más alternativas.

Estamos ya por septiembre de 2013, pedí cita en el reumatólogo para descartar cualquier tipo de origen reumatológico, me hizo las pruebas y no salió nada, esta reumatóloga me dio la referencia de otro traumatólogo, pero a estas alturas ya estaba harto de traumatólogos y decidí emprender otras vías.

A finales de 2013 probé con un fisioterapeuta que mi cuñada conocía,es un fisio muy bueno y famoso que ha curado a grandes figuras del deporte, como veréis no quiero dar nombres ni de sociedades ni de profesionales porque no quiero desprestigiarles ya que entiendo que esto de la fascitis es algo realmente complejo, sobretodo en algunos casos ¿verdad?... Bueno pues estuve durante 5 meses gastándome medio sueldo, ya que iba dos veces por semana, me gustó mucho porque de hecho casi no me toco los pies, lo que hacía era “desencajarme” es decir, él decía que las fascias son zonas donde hay terminaciones nerviosas y que lo que podía estar ocurriendo, es que yo tenía mucha tensión acumulada en toda la musculatura de la parte posterior del cuerpo y esa tensión tenía reflejo en la fascia del pie, lo que hacía era “desencajarme”, me ponía la cabeza contra el pecho con mucha fuerza y me estiraba mucho la parte posterior de la espalda, luego me hacía masajes en el coxis, pues por lo visto el nervio ciático pasa por ahí, y a continuación me hacía masajes en los glúteos para desencajar lo que se llaman las inserciones S, que son nervios que van desde los glúteos a la zona de la planta del pie.

Debo reconocer que esto masajes sí que me aliviaban bastante, pero en cuanto pasaban unos días sin ellos volvía el dolor en cuanto salía a dar un paseo de no más de 500 metros.

Entretanto fui a ver a otro podólogo distinto para renovar mis plantillas pues llevaba dos años con las anteriores y las veía un poco cascadas, este podólogo me hizo unas plantillas nuevas y me dijo que las que llevaba no eran las adecuadas para mi dolencia porque no sujetaban el arco del pie lo suficiente, en ese momento estuve a punto de ir a mi anterior podólogo y hacer algo de lo que me arrepintiese…me hice las nuevas plantillas que son las que tengo ahora.

Respecto al fisio tan bueno, lo deje porque no me resolvió el problema, no me resolvía la causa del problema y seguía teniendo dolores, insisto en todo este tiempo no he vuelto a correr…

El siguiente paso fue ir a la unidad del pie de una clínica privada que cubría mi seguro médico, debo decir que esta clínica es muy famosa y en ella se han curado deportistas famosos de esta y otras dolencias, bien, pues el médico que me atendió me volvió a pedir resonancias y la conclusión fue la misma, no hay espolón, hay fascitis así es que sigamos con las plantillas y que tuviese paciencia, ya que no recomendaba la operación (fasciotomía), yo pensé que para ellos es un tema de costes…pero bueno me dijo que las nuevas plantillas que tenía necesitaban de una rectificación, es decir elevar la parte exterior de las mismas, no sé, yo ya estaba aburrido así que le dije que Ok y que dentro de dos meses volvería. No volví, lo que he hecho ha sido ir otra vez a mi médico de familia para que me dieses cita con otro traumatólogo de la seguridad social, oooootra vez lo mismo, a hacerme las resonancias, con los mismos resultados, no hay espolón pero si fascitis, este traumatólogo me ha enviado a la unidad del pie de la seguridad social de mi ciudad (Madrid), ahora estoy a la espera de ir a la segunda revisión, puesto que en la primera visita me dijo que necesitaba radiografías, me tengo que hacer radiografías de los dos pies, otra vez, al menos esta chica me comentó que lo que estaban haciendo ahora era una fasciotomía gemelar, yo directamente le dije que me la quería hacer, quiero volver a andar como una persona normal, no puedo ir a dar un paseo con mi pequeño de dos años…

A modo de resumen una apreciación, si veis me han tratado hasta 6 traumatólogos, 2 fisioterapeutas, un reumatólogo y dos podólogos y sinceramente a día de hoy no tengo clara cuál es la causa de mi fascitis, entre las causas que me han mencionado, están que tengo los pies un poco cavos, acortamiento gemelar, estrés, zapatos inadecuados…supongo que será una combinación de varias pero me doy cuenta de que no hay consenso en cuál es la causa, mientras algunos me dice que acortamiento gemelar otros me han dicho claramente que tengo unos gemelos bastante normales, y algunos han hecho mención a mis pies que son un poco cavos, mientras que otros ni se han enterado…la verdad estoy un poco flipado…

Ya lo tengo decidido, me voy a hacer la fasciotomía gemelar, ya os contaré a ver qué tal me ha ido, es verdad que me siento bastante incomprendido con esto de la fascitis, como no es algo grave la gente cree que es como un dolor de cabeza, que te tomas una aspirina y ala a correr, pero está condicionando mi vida en muchos aspectos, a mí me gustaba viajar, ir a la montaña, salir a correr, …pues todas estas cosas no las puedo hacer, es decir sí que puedo viajar, pero a la playa a sentarme al sol, y no a hacer turismo activo, hacer trekking, patearme ciudades, etc…que es lo que siempre me ha gustado…

Gracias por dejarme publicar mi caso, y os mantendré informados sobre la fasciotomía gemelar, si me va bien seréis de los primeros en saberlo.

Ánimo y un abrazo!!!!
Rubén



8 comentarios:

Antonio dijo...

Hola. Espero que salga todo bien y que nos cuentes qué tal a ido. A mi también me hablaron de esta técnica en el Quirón y no descarto hacérmela en el futuro si me falla la epi.
Pd: Soy Antonio, el autor de este blog ya me recordará, hace un mes también le mandé un mail y la anterior entrada al blog hace referencia a este asunto.
Lo dicho, no te olvides de contarnos qué tal. Mucha suerte.
Saludos.

Anónimo dijo...

theintoHola espero q te halla ido bien me gustaria q nos lo contaras, yo tengo fascitis plantar en los dos pie llevo casi cuatro años y la verdad q esto es un calvario,lo q tu dices traumatologos a mogollón he probado lo mismo q tu plantillas ect.Ahora estoy con un reumatologo bastante bueno o eso ami me lo parece animi y suerte...

Jerezano dijo...

¡Suerte!, yo soy "nuevo" en esto de la fascitis. Llevo 2 meses, y ya estoy amargado y deprimido. Corredor habitual desde hace décadas, y aquí estoy, sin correr, andando lo justo, y doliéndome bastante tras dar un paseo por el campo ayer con mi familia, tras varios días en los que parecía que me dolía menos. Estiramientos, masajes de fisio, baños de contraste, botellita congelada, pomada antiinflamatoria, hierbas y homeopatía recién comenzada...No sé si es bueno para mí entrar en blogs como este, quizá me ayudan, quizá me hunden. Saludos y suerte para todos.

vercetty47 dijo...

Tranquilo Jerezano, por suerte solo el 10% de las fascitis se cronifican, tienes muchas posibilidades de curarte y parece que estás haciéndolo todo bien. En mi caso se me cronifico porque el primer año no hice nada de nada para tratarla ni acudí a ningún especialista salvo la seguridad social donde me dieron largas.

Sigue con los estiramientos, fisio para descontractura toda la musculatura posterior y planta del pie, reposo, ejercicios de la botella y la toalla, cremas, etc. Si ves que a pesar de que tienes mejoría te vuelve a aparecer el dolor es porque deberías de hacerte unas plantillas que descarguen la tensión mecánica de tu fascia. Suerte

Blanco Cametes dijo...

Buenas noches. las 00:40h de la madrugada y aquí estoy metiéndome una sobre dosis de información sobre la fascitis en diferentes blogs, paginas, videos… la verdad es que estoy desesperado, aunque por desgracia, y por lo que veo mi caso es bastante común. Soy atleta popular, bueno, quizás debería decir era, puesto que desde que corrí el maratón de Valencia el pasado noviembre de 2014 (hace 6 meses) no he podido volver a correr. Para mi, aunque suene trágico, el hecho de no poder correr, ha mermado mi ilusión por todo lo demás. llevo corriendo 15 años, y gracias ha esta actividad deportiva, puedo decir que me he enriquecido tanto en lo personal como lo físico. Estar sin correr me tiene amargado.

Desde que me di cuenta que tenía algo que debía trata, puesto que el dolor era muy intenso ya penas podía caminar cuando me levantaba por la mañana, he hecho de todo… fiscos, traumatológicos, plantillas… ahora me río cuando recuerdo las palabras del reputado podólogo que me hizo las plantillas cuando le dije que estaba preocupado porque en abril de 2015 tenía previsto correr el maratón de Milán. Era diciembre de 2014 y me contestó: ¡Tranquilo! ya puedes ir comprándote el billete de avión porque tú vas a correr el maratón de Milán… ahora me río, por no llorar. Mi historial de tratamientos varios: Ejercicios de estiramientos, hielo, pelota, botella, masajes, readaptación de plantillas, paseos descalzo, electrólisis, ondas de choque. leyendo este blog me acabo de venir abajo, pues veo que algunos de vosotros tenéis casos de años de duración. No quiero ni pensar que no voy a estar corriendo dentro de pocas semanas. Esto es una pesadilla, una broma pesada. Correr es una parte importante de mi vida y ahora todo se ha jodido. Espero poder encontrar una solución lo antes posible. Ojalá me podáis ayudar.

Muchas gracias

Blanco Cametes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
vercetty47 dijo...

Solo te puedo aconsejar que leas el blog a fondo, sobretodo las últimas entradas donde expongo la solución que me ha cambiado la vida y me ha hecho empezar otra vez a vivir, de nada te van a servir todos esos estiramientos, fisioterapia, hielo y demás si no corriges tu técnica de carrera ni los desequilibrios musculo-articulares que haya en tu cuerpo, en cuanto empieces otra vez a correr van a volver las molestías si no están corregidos, la solución está ahí, es tu decisión tomarla o dejarla.

Un saludo

Ruben Andrés Ramos dijo...

Hola, soy Rubén de nuevo, lo primero pedir disculpas por no poneros al día antes de la evolución, la verdad es que he estado muy liado, trabajo, familia,...ya sabeis. Bueno pues al final no me hice la fasciotomia gemelar tal y como ponia en mi entrada sino que me opere con la técnica Topaz, ya sabeis, es un aparatito que lo que hace es cauterizar la fascia y luego al regenerarse esta coge mayor amplitud y deja de ejercer tanta presión. Esta operación la hice en Noviembre de 2014, y hasta unos 6 meses despues no empezé a notar mejoría, ahora si que puedo decir que el pinchazo típico de la parte delantera del talon ya no lo tengo, sin embargo ahora tengo una metatarsalgia que no me deja andar y me produce un dolor que rápidamente se me sube por el tendon de aquiles. Ya he probado todo tipo de plantillas y nada ninguna surte efecto, así es que estoy buscando algún traumatólogo que me de confianza, cosa dificil, tengo seguro privado y voy a ir al Quiron de pozuelo, luego voy a ir a una consulta privada en el barrio de Salamanca en Madrid, por tener otra opinion. Ahora puedo ir a hacer la compra, aunque con molestias eso si, pero nada de correr ni de andar más de 15 minutos, es decir para mi el único deporte es nadar, cada vez dudo más que algún dia pueda volver a correr, pero tengo que seguir intentandolo, y ahi estamos!!!

Enhorabuena por el blog, un lugar donde encontrar información objetiva y valiosa así como esa palmadita en la espalda que todos los que estamos en esta situación necesitamos.

Un abrazo!
Rubén